clock menu more-arrow no yes

Filed under:

Kyle Crick y sus interrogantes

New, 32 comments
MLB: AUG 14 Pirates at Angels Photo by John Cordes/Icon Sportswire via Getty Images

El pasado lunes, los fanáticos de los Pirates amanecimos con el eco de las contundentes declaraciones de Tyler Glasnow acerca del antiguo staff de pitcheo, encabezado por Ray Searage. Al parecer, el talentoso lanzador de los Tampa Bay Rays, quién fue moneda de cambio en el traspaso por Chris Archer, apuntaba a que hasta la fecha, los Pirates estaban desarrollando a sus lanzadores con una metodología anticuada y sin tener muy en cuenta la analítica.

Una vez examinadas las declaraciones de Glasnow, la polémica estaba servida, por lo que rápidamente las redes sociales plasmaron la disparidad de opiniones entre defensores y detractores del anterior pitcher de los Pirates.

Sin embargo, contrario a la tentación de reaccionar apresuradamente a esas declaraciones, las cuales podían ser fácilmente sacadas de contexto, preferí dedicar mi tiempo a analizar el encuentro que enfrentaba a los Pirates frente a los Blue Jays en Bradenton, FL.

Llegados a este punto, mi sorpresa llegó en el séptimo inning del encuentro, con 2 a 0 arribar para los canadienses, cuando tocó la hora de ver lanzar a Kyle Crick. Las sensaciones fueron inmejorables, especialmente tras verle retirar a tres bateadores de forma muy resolutiva.

Hasta las fechas previas al Spring Training, el relevista diestro, había sonado en algunos rumores de movimientos de roster, luego de un 2019 donde sus números bajaron estrepitosamente. Crick, de 27 años, quien llegó como intercambio en el traspaso de McCutchen a los Giants en el 2017 junto a Bryan Reynolds, firmó sus peores actuaciones en el pasado curso, siendo noticia de un tremendo altercado en el vestuario que le hizo finalizar su temporada anticipadamente, con lesión en el dedo incluida.

Sensaciones al margen, la realidad es que Kyle Crick está firmando sus mejores estadísticas en primavera desde la temporada 2016, hecho que nos invita a especular con la posibilidad de ver una nueva versión del relevista en esta campaña, posiblemente propiciada por la llegada de Derek Shelton y Oscar Marin a la ciudad del acero.

Por lo tanto, aunque todavía es pronto para realizar pronósticos al respecto, una mejoría en el repertorio de Crick supondría un crecimiento fundamental para la productividad desde el bullpen que pueden ofrecer estos Pirates en el 2020.

Además, a pesar de que los aficionados tienen en mente la potencial salida de Keone Kela por un paquete de prospectos antes del próximo trade deadline, no podemos obviar que un Kyle Crick saludable y serenado, sería otra excelente relevista para un equipo contendiente, pues su último año de control es el 2023.

Con un ERA de 4.96 y una marca de 3-7 en victorias y derrotas, los pronosticadores establecen una mejoría en ambas estadísticas para esta temporada, pudiendo reducir su ERA hasta un valor cercano al 4.00.

Lo que probablemente no saben los números, es que Glasnow puede tener razón en sus declaraciones, por lo que la mejoría en el cuerpo de lanzadores de los Pirates en el 2020, podría elevar la cotización de todos ellos, siendo Kyle Crick uno de los más notorios.