clock menu more-arrow no yes

Filed under:

Jacob Stallings y el catcher framing

New, 4 comments
MLB: Pittsburgh Pirates at Milwaukee Brewers Michael McLoone-USA TODAY Sports

En una época donde la mayoría de equipos buscan producir carreras por la vía rápida, los Pirates depositan muchos de sus esperanzas defensivas en manos de su catcher.

En los últimos meses, Jacob Stallings ha pasado de ser el tercer catcher de los Pittsburgh Pirates, en términos de tiempo de juego y relevancia, a ser el receptor titular del equipo.

Un movimiento arriesgado, en cierta medida, si tenemos en cuenta que, hasta hace unos meses, Francisco Cervelli era el dueño y señor de la receptoría. Tras de él, el venezolano Elías Díaz ocupaba mayoritariamente el resto del tiempo detrás del plato.

Sin embargo, mucho han cambiado las cosas desde el pasado Setiembre, cuando Cervelli pasó a jugar para los Braves y Elías Díaz buscó un nuevo rumbo a través de la Agencia Libre. Aparentemente, el puesto de catcher dejaba un gran hueco a rellenar.

Los rumores tras la postemporada de 2019 fueron incesantes, y mientras todos esperábamos la llegada de un nombre que ilusionara a la fanaticada, la realidad es que las únicas incorporaciones fueron las de Luke Maile y John Ryan Murphy. En este caso, dos catchers con un estilo de juego diferenciado, pero ambos de un perfil más bien discreto.

El Spring Training así lo confirmo, Luke Maile pareció lucir un poco por encima de Murphy, lo cual le podría valer para asentarse en el puesto de backup catcher. Sin embargo, muchos se cuestionan si realmente Jacob Stallings está preparado para seguir escalando en términos de importancia dentro del equipo.

Seré claro sobre esta cuestión: lo está.

El aumento de la tendencia del “HR o nada”, ha derivado en los últimos años en un consecuente aumento de las eliminaciones por la vía del strikeout, y aunque pueda parecer que los números ofensivos de Stallings están muy lejos de otros catchers memorables, la realidad es que su influencia en el juego es total.

Muchos nostálgicos siguen esperando un nombre de relumbrón que cause un impacto positivo en la organización, como en su día lo fueron Russell Martin o Francisco Cervelli, pero la realidad es que Stallings está más preparado que nadie para esta nueva era de pegadores. La razón principal se llama catcher framing.

Como muchos saben, el framing es un elemento defensivo que nos permite evaluar el trabajo de los catchers en términos de called strikes. En concreto, se trata de la habilidad defensiva que los receptores tienen para conseguir que una bola lanzada fuera del cuadro pueda ser cantada como un strike.

Para ello, el catcher debe tener una buena técnica de recepción y mucha habilidad para llevar la bola adentro en milésimas de segundo. No es algo sencillo, de hecho, es un elemento del juego muy cotizado en esta época donde la eliminación rápida es una tendencia. Sin embargo, los números abalan a Jacob Stallings como uno de los mejores de la liga en esta faceta.

En el 2019, Stallings firmó un promedio de bateo de .262 en 191 turnos al bate. Unos valores superiores incluso a los de Cervelli y Díaz, a pesar de que como decía anteriormente, estos pudieran tener una fama superior en términos ofensivos. Por consecuencia, Stallings fue también mejor en OBP y OPS.

No contento con eso – y ahora viene cuando Stallings marca auténticas diferencias con sus antecesores – el catcher de Carolina del Norte estuvo ubicado entre los 10 mejores de todas las Grandes Ligas a nivel defensivo. De hecho, volviendo al tema del framing, Stallings fue 6º en Carreras Bloqueadas (Blocking Runs), mientras que Cervelli y Díaz ocupaban posiciones más allá del puesto número 100.

De hecho, según Baseball Prospectus, Stallings estaría ubicado en el puesto número 8 en FRAA Ajustado. Este estadístico, evalúa la habilidad de los receptores en términos de framing, tiros (a base) y bloqueos. De hecho, Stallings supera a otros grandes catchers de la liga, famosos por sus habilidades defensivas, como es el caso de Tyler Flowers o Mitch Garver. Este segundo, es precisamente muy bien valorado en los últimos tiempos por sus mejoras en facetas defensivas llevadas a cabo por el gurú del framing y nuevo coach de receptoría de los Yankees, Tanner Swanson.

A pesar de que el tema del framing es altamente complejo de detallar y medir, lo que está claro es que en un deporte donde estás obligado a anotar carreras para ganar, la prevención de las mismas comienza a estar considerada un arte. Por eso mismo, no debemos preocuparnos ante la designación de Jacob Stallings como nuevo receptor a tiempo completo de los Pirates, pues se trata de un auténtico artesano del framing.